Nuevo

Fregaderos de jardín

Fregaderos de jardín


Viviendo el jardín

El jardín se ha convertido ahora en un espacio abierto vivido de una forma cada vez más intensa por toda la familia, especialmente durante el verano, cuando aprovechas cada momento para pasar el tiempo al aire libre. Por eso es cada vez más necesario tener a mano todo lo que necesitas. Una fuente de agua potable siempre es muy útil porque te permite lavar las herramientas necesarias para comer y además tener una fuente de agua disponible.


El fregadero del jardín

El fregadero del jardín, por algunas de sus características, podría compararse con la fuente del jardín. Se hace referencia específica a la fuente colocada en la pared, ya que la forma es casi similar. La fregadero de jardín se asemeja al fregadero de cocina tradicional, y aquellos que poseen una cocina de jardín con fregadero integrado evitan instalarlo. Los materiales que se prestan bien a la realización de este elemento son todos resistentes y fáciles de limpiar. No debemos pensar que por el solo hecho de ser un fregadero de exterior no esté debidamente acabado, es más, ya que es un mueble de exterior que llama la atención, ya que se suele colocar en un espacio adyacente a la zona de comedor, el cuidado y acabado. de detalles es ciertamente muy escrupuloso.


El fregadero de piedra

La piedra es un material capaz de combinar un aspecto estético muy agradable con la practicidad y funcionalidad para su limpieza. Por lo general, el interior del fregadero se trabaja con suavidad, mientras que el exterior también se puede dejar áspero. Se utiliza principalmente una piedra de color bastante claro, que se adapta bien a cualquier estilo de jardín.


Estructura y realización

Básicamente, el fregadero de jardín puede incluir uno o dos lavabos, con o sin bandeja de goteo, según el uso que se le dé. Evidentemente, el fregadero de dos senos ocupará más espacio que un modelo más pequeño, por lo que se recomienda cada vez más, durante la fase de diseño del jardín, preparar todas las zonas para no acabar con el problema de no sabiendo tener que colocar un elemento tan indispensable. También es importante establecer con anticipación el lugar en el que colocarlo, para tener ya preparadas todas las conexiones de agua. Dado que este es un elemento tan esencial y riguroso incluso en su forma, muchas veces la tienda solo vende el fregadero, y el grifo debe comprarse por separado, también para dejar más autonomía al cliente en la elección. Como se mencionó anteriormente, al ser muy resistente, el fregadero se puede utilizar para diversos usos, y en ocasiones también se puede sustituir por el de la cocina interna.


El fregadero de granito o ladrillo.

Para fregadero al aire libre no solo se tiene en cuenta la piedra, también es posible realizarla en granito, o utilizando ladrillos. La última solución indicada es ciertamente muy original y económica: compras ladrillos simples que forman dos columnas para sostener el fregadero del jardín, luego creas la tina con el desagüe. De esta forma podrás definir personalmente el ancho y la profundidad del mismo. Incluso si hay diferentes tamaños en el mercado, si no está hecho personalmente por un artesano, el fregadero se propone en dimensiones que no se pueden cambiar. En la versión clásica, el fregadero de jardín tiene una profundidad adecuada, y permite, gracias a su capacidad, incluso lavar varios objetos a la vez. Para quienes la usan esporádicamente, la bandeja de goteo resulta ser solo un espacio sin uso, mientras que para quienes pretenden usarla también para lavar platos se vuelve muy conveniente. Lavar las verduras, o las herramientas utilizadas para la jardinería, asegura que este elemento del jardín encuentre su uso en todos los sentidos.


Cerámico

Hasta ahora solo hemos mencionado los materiales más resistentes, pero la cerámica también puede ser un material de exterior. Baste decir que muchos agarraderas también se fabrican con este material. Sin embargo, con el paso de los años, sobre todo si se explota continuamente, tiende a deteriorarse y perder su brillo. Para aquellos que también quieran tener una cómoda balda debajo del fregadero del jardín, pueden optar por colocar cómodas y prácticas baldas, fabricadas en madera también tratada con un aceite que asegura una mayor impermeabilidad. Alternativamente, puede utilizar un mueble de jardín, especialmente diseñado para ser resistente al ambiente exterior.


Fregaderos de jardín: una combinación de utilidad y estética

Como hemos visto, el fregadero de jardín también te permite personalizar el rincón dedicado a él para que sea perfectamente funcional según tus necesidades. El fregadero, además de ser una alternativa a la fuente o un elemento adicional al mobiliario del propio jardín, tiene una identidad propia que lo convierte no solo en un objeto funcional sino también dotado de una cierta estética que puede igualar al resto de los muebles. muebles.



Video: TIPOS de FREGADEROS Todos los materiales!